Si bien en Roma están los centros comerciales más grandes de Italia, los romanos prefieren los mercados al aire libre. Si buscas conocer y explorar cualquier ciudad recomendamos visitar la zona local de compras, en especial estos mercados al aire libre. En Roma hay muchos, tienen sus orígenes en la Segunda Guerra Mundial, entonces nacen como mercados negros pero pronto se transformaron en mercados comunes que venden mercancías de todo tipo.

A continuación mencionaremos algunos de los mercadillos de esta ciudad:

1. Vía Sannio

Está situado en una zona muy comercial, debajo de las murallas aurelianas. Si bien antes se vendía solo ropa, ahora puedes encontrar también zapatos, gafas de sol, relojes y accesorios. Lo que distingue a este mercado es que abre toda la semana (menos los domingos) aunque con distinto horario. Y no creas que todo es ropa, también encontrarás puestos de comida donde podrás aprovechar para probar alguna delicia italiana.

 
Ver esta publicación en Instagram
 

#viasannio

Una publicación compartida por via sannio (@via_sannio) el

2. Porta Portese

Es uno de los más movidos y divertidos, busques lo que busques ahí estará. Es el más grande de los mercados, va desde Via Portuense hasta Viale di Trastevere y Piazza Porta Portese. Tiene cientos y cientos de puestos que venden de TODO! Puedes encontrar muebles, antigüedades, ropa nueva y de segunda mano, libros y CDs que se venden entre 1€ a 3€. En fin, todo lo que te puedas imaginar lo encontrarás aquí. Es un mercado para madrugadores, ya que está abierto hasta las 14hrs sólo los domingos. Si estás en Roma no puedes dejar de visitar este mercadillo!

 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Жизнь В Риме & Травел Ноутс (@verochka.nice) el

3. Borghetto Flaminio

Este es un mercado de pulgas que también se celebra semanalmente los domingos de 10 am a 19 hrs. Está ubicado en un antiguo estacionamiento de ómnibus, en Piazza della Marina. Aquí podrás encontrar antigüedades raras, ropa de diseño, bijouterie, atuendos retro y hasta bolsos de diseñador de segunda mano.  Tiene un coste de entrada de 1.60€, pero estamos seguros que la pequeña inversión vale la pena.

 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eva (@4v3eva) el

4. Mercado de Monti

Los domingos y sábados de Septiembre a Junio en el corazón de Monti, muy cerca de la parada Cavour del metro y cerca de la escuela Romit, se organiza el Mercato Monti. Comenzó como algo pequeño en 2009 y ofrece la mejor selección de ropa, producciones independientes y vintage, una fusión entre lo antiguo y moderno. En el mercado se encuentran 35 vendedores del barrio con una selección inmensamente variada de sus productos. Si deseas dar una vuelta entre la vanguardia y tradición típica del barrio de Monti, no puedes dejar de visitarlo.

5. El Mercadillo de Navidad de Piazza Navona

Si bien este mercadillo no está vigente todo el año y no encontraras lo mismo que los mercados arriba mencionados. Lo menciono como un plus porque ¿a quién no le gusta la navidad?

Entre noviembre y enero podrás encontrar paradas con juegos clásicos, atracciones infantiles y muchos comerciantes que nos ofrecerán dulces, chocolates e inmensidad de juguetes hechos a mano. Este mercado es una tradición de hace 100 años y la gran mayoría de sus tiendas son negocios familiares que te ofrecen pesebres, adornos navideños y demás. Imperdible si estás en Roma para la temporada navideña.