Bangkok (Tailandia)

La energía que transmite Bangkok y el caos que reina (sin aparente peligro para nadie) te pondrá las pilas en seguida, Tailandia tiene lo que un viajero solitario desea. Es el momento de que pruebes su deliciosa cocina y te relajes. Descubre templos, explora las playas, las selvas y las ciudades, escúchate sin prisa y tómate tu tiempo para recorrer en barca sus recovecos acuáticos. La comida en la calle es barata, deliciosa y abundante, y el alojamiento bastante barato. Si quieres conocer a otros viajeros, reserva en la zona de Khao San Road, un paraíso de mochileros, bares con muchas happy hours y hostales a muy buen precio. Descubrirás porqué Bangkok es una ciudad famosa para hacer amigos.

Dublín (Irlanda)

La belleza de Irlanda para los que viajan solos radica en su simplicidad. Los irlandeses son generalmente amigables, humildes y felices de poder ayudarte a explorar su país.

Dublín se ha convertido en uno de los mejores destinos del momento para pasártelo en grande y disfrutar. No tienes más que comprobarlo en Temple Street, un espacio cargado de pubs dónde puedes hacer amigos. Si buscas potenciar tu lado cultural, la oferta de Museos te sorprenderá por su calidad. No te pierdas la Galería Nacional de Irlanda, el Museo Irlandés de Arte Moderno, en un antiguo hospital y la excelente Galería Hugh Lane. Si eres un amante de la Guinnes, no puedes perderte la Guinnes Storehouse. Si lo tuyo es la literatura, disfrutarás recorriendo los pasos de Oscar Wilde o George Bernard Shaw. La UNESCO ha otorgado a Dublín el título de ciudad literaria. Cómprate un buen libro y deja pasar la vida. Como verás hay opciones para todos los gustos!

Hong Kong (China)

Tener más turistas que habitantes es un dato del que no todas las metrópolis del mundo pueden presumir. Hong Kong, en cambio, sí. La antigua colonia británica es la ciudad más visitada del mundo.

Hazte con un buen par de libros interesantes para el viaje y disfruta del aterrizaje. La Bahía de Hong Kong es espectacular a cualquier hora del día. Allá abajo te espera un hormiguero humano con el que en muchos casos te tendrás que entender por señas. Para hacerte una idea de conjunto, empieza por visitar Victoria Peak (te harás los mejores selfies del viaje) y podrás apreciar de un golpe la belleza del enclave. Verás que hay más islas de las que te imaginabas: en total son 260 las que componen el archipiélago. Por eso, lo mejor es que reserves plaza en uno de los veleros que recorren la bahía y disfrutes del exquisito y desconocido marisco que te ofrecerán en muchas de sus paradas. Después puedes tomar el mítico ferry y recorrer a gusto Kowloon y sus mercadillos nocturnos. No te pierdas el de Temple Street y si te ves con ganas deja que te echen las cartas. Normalmente aciertan. No dejes de tomar un cócktail en El Península Hotel, quién sabe a quién puedes conocer, y por supuesto disfruta de su fantástica oferta gastronomía, también la callejera: como mínimo te sorprenderá.

Reikiavik (Islandia)

Estas al norte del norte, en una de las ciudades más interesantes del planeta, perfecta para descubrir una belleza natural sin precedentes. Desde Reikiavik puedes explorar la Laguna Azul, un spa geotérmico cargado de minerales revitalizantes que te dejará sin palabras. Hazte una limpieza interior (el alcohol aquí es carísimo) y sigue explorando los tesoros naturales del país. Puedes atisbar ballenas, fotografiar saltos de agua y por supuesto practicar el senderismo. Si de repente te ataca el ansia de socializar dirígete a The Laundromat Café, un espacio multidisciplinar donde podrás tomarte unas cervezas, interaccionar con los locales y conocer a otros viajeros que han tenido la misma idea que tú.

Ámsterdam (Holanda)

La ciudad, famosa por sus canales, sus casas de colores, su cultura vanguardista y sus coffee shops, es perfecta para descubrirla a tu aire, dándole rienda suelta a tus apetencias. Alquila una bici y fúndete con el paisaje. Es imprescindible visitar el Museo Van Gogh, la Casa-Museo de Anna Frank, la casa en la que permaneció escondida la protagonista del diario más famoso de la segunda Guerra Mundial recibe medio millón de visitas al año. Hacerte una foto subida de tono en el barrio rojo y descansar entre los tranquilos canales de Vondelpark, un barrio apacible y trendy dónde reina la comida ecológica. Además puedes aprovechar el buen tiempo para acercarte a la estupenda playa artificial de la isla de Jburg. Los mercados son otros lugares de los que presume la capital holandesa. No dejes de visitar el famoso Mercado de las Flores, el Bazar – el mayor mercado interior de Europa, o el mercadillo de Waterloonplain, o el Albert Cuyp.

Los no tan mejores destinos para viajar solo.

Arabia Saudí

No es recomendable viajar solo a Arabia Saudi. En caso de ir, no hacerlo en solitario, comportarse con discreción y actitud vigilante, no llamar la atención, guardar el decoro en el vestir y las normas a seguir en los sitios públicos. Tampoco se deben dejar objetos en los vehículos que identifiquen que pertenecen a un occidental y se debe evitar abandonar los núcleos urbanos. La mayor parte de los derechos humanos y libertades fundamentales están prohibidos o seriamente restringidos en el país. A pesar de los últimos avances, los más importantes grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch denuncian constantemente la falta de protección a los derechos humanos en el reino.​

Egipto

Se trata del destino peor considerado y por lo tanto, Egipto es el destino más peligroso para viajar solo, y mucho más en el caso de las mujeres. Incluso se advierte de la actividad terrorista que sufre el país en distintos lugares y con distintos objetivos donde hay turistas. Sin embargo, no significa que no se deba ir, pero se desaconseja hacerlo solo. Se recomienda a las mujeres estar en guardia ya que los hombres egipcios pueden ser bastante agresivos especialmente en lugares llenos de gente. Es importante respetar las normas locales de vestimenta, incluso evitar el contacto visual con los locales ya que puede ser considerado como un coqueteo, lo mejor es mezclarse y no llamar la atención. Se aconseja alojarse en barrios como el de Zamalek y utilizar Uber en vez de un taxi.

Jamaica

Alojarse en complejos hoteleros conocidos es terreno más o menos seguro, pero hacerlo fuera de ellos, en Jamaica, puede llamar la atención de algunos indeseables. La violencia es una realidad en el país, especialmente en la zona de Kingston y la Bahía de Montego. Los crímenes de oportunidad, incluyendo hurtos menores, carteristas y robo de bolsas son comunes en las principales áreas turísticas. Se recomienda, como en cualquier país, evitar ciertas áreas, especialmente por la noche. Las drogas y el alcohol son predominantes en toda la isla, así que estén alertas especialmente en las zonas rurales.

La cultura jamaicana puede ser algo homófoba, así que, si se viaja en pareja, se aconseja ser discretos ya que la homosexualidad está en contra de la ley.

Marruecos

Marruecos es un país con altas tasas de violencia y reiterados casos de robos armados, especialmente en las grandes ciudades y en las zonas más turísticas. Es importante vigilar las pertenencias mientras se pasea por las calles.

No es habitual que se denuncien casos de agresiones sexuales, pero no son raros los piropos callejeros y lo mejor es ignorarlos. Aun así, si el acoso va a más, lo mejor es recurrir a la oficina de policía más cercana. Por otro lado, vestir recatadamente puede ayudar a evitar este tipo de situaciones.

Para viajar tranquilos, se aconseja consultarla información en tiendas o restaurantes y no hacerlo a personas de la calle. Además, siempre ayuda conocer algunas frases en árabe y dominar el francés cuando se viaja a este país.

India

el acoso sexual sigue siendo uno de los grandes problemas del país. Vestir de manera holgada y con los hombros tapados es una buena medida de precaución si se va a pasear por los lugares con mucha gente.

También es aconsejable empezar y acabar el día pronto para evitar la oscuridad de la noche, al igual que reservar con antelación asientos de primera clase si se va a coger el tren, u optar por transportes ‘solo de mujeres’ en ciudades como Nueva Delhi. Zonas como Kerala o ciudades como Rishkesh son opciones relativamente seguras, así como lo son Gujarat, Punjab o Calcuta.