Plitvice bien podría ser conocido como el Paraíso de Agua, ya que cuenta con 16 lagos de aguas esmeraldas y turquesas, encadenadas por escalones de cascadarella tyls y arroyos e inmersas entre bosques vírgenes. Los Lagos de Plitvice han recibido el reconocimiento de la UNESCO como reserva natural desde 1979.

¿Cuándo visitar los lagos de Plitvice?

Cualquier época es buena para visitar los lagos de Plitvice, pero otoño es la más fotogénica por el colorido de las hojas de las hayas. En invierno la nieve puede dificultar el acceso a algunas sendas del parque, los horarios del barco eléctrico son más espaciados y la entrada 2 permanece cerrada; sin embargo, si tienes suerte puedes encontrarte con el espectáculo de las cataratas congeladas.

Las entradas pueden ser adquiridas para 1 o 2 días. El precio varía según la época. El parque cuenta con 2 zonas de acceso, la entrada una permite ver los lagos inferiores y llegar hasta el cañón que lleva a la cascada del río Plitvice, de 78 metros, es la mayor de Croacia. La entrada 2 permite el acercamiento a los lagos superiores. Un autobús-tren comunica ambas entradas y ofrece diversas paradas a lo largo de su panorámico recorrido por los lagos y su precio está incluido en el ticket.

No hay nada en este parque que no cautive. Las sendas y pasarelas de madera ofrecen las mejores vistas de los lagos desde todas las perspectivas y también de las cascadas. También se puede tener la suerte de encontrar a los habitantes del bosque, como el lobo, gato montés o el urogallo.

Los lagos de Plitvice son una maravilla natural que no se debe dejar de visitar, con sus impresionantes paisajes cautiva a todos.

Deja un comentario